Como explicamos al final del primer artículo de nuestra Guía definitiva para madres y padres primerizos (1ª parte), prácticamente no se necesita ropa para un recién nacido. Recién nacido lo será durante muy poco tiempo! En pocas semanas no le servirá la ropita que le compramos con tanto esmero y que nos costó tanto dinero. 

El principal problema de tener poca ropita es que nos costará mucho llenar una lavadora con sólo ropa de bebé. Una de las recomendaciones que nos dan cuando tenemos un bebé es que su ropita la lavemos a parte, con muy poca cantidad de un jabón neutro, sin suavizante. 

Bien, una opción es poner media carga. Otra, lavar a mano. Los bebés recién nacidos no se mueven, no ensucian ni se ensucian. Su ropa normalmente tendrá manchas de leche materna o de fórmula, las cuales se limpian fácilmente, y ocasionalmente de escapes de caca o pipi. Las manchas de caca no suelen irse fácilmente en la lavadora, sobretodo si llevan rato en la ropa. Lo ideal es lavarlas a mano (a ser posible con un jabón neutro especial para ropa de bebé como este de Norit o este de Nuk) inmediatamente de haber sido producidas. Pero claro, cuando acabamos de tener un bebé no tenemos tiempo ni ganas de ponernos a lavar la ropa a mano, y no siempre estamos en casa en el momento en el que se producen.

Ropa de bebé tendida al sol

La opción de poner media carga en la lavadora parece la más razonable. También hay que tener en cuenta que no todos los bebés van a tener problemas en la piel porque su ropa se lave con la ropa del resto de la familia, ni mucho menos. El bebé no va a estar aislado de la ropa de las personas que lo cojan en brazos, y no le va a salir un sarpullido por ello. 

Entonces, hasta cuando debo lavar su ropa a parte? Depende de ti. Al principio puedes hacerlo como se recomienda, y poco a poco ir cambiando el sistema. La verdad es que resulta mucho menos trabajo hacer la colada como la haces habitualmente que tener que ir separando. Y ciertamente, con el primer bebé lavas su ropita a parte mucho, muchísimo más tiempo que con los hijos posteriores, si es que con ellos lo haces alguna vez.

SOBRETODO: Lava la ropa antes de que tu bebé la use por primera vez! Puede contener restos del material de fabricación, productos químicos, embalaje, material orgánico e inorgánico procedente del lugar donde ha estado almacenada (como por ejemplo polvo e insectos), etc.

CON EL PRIMER BEBÉ LAVAS SU ROPITA A PARTE MUCHO, MUCHÍSIMO MÁS TIEMPO QUE CON LOS HIJOS POSTERIORES

La ropa de verano

Acabado de nacer y sea la época del año que sea, lo ideal es que vaya vestido con manga y perneras largas, calcetines y gorro, pero en verano es mucho más sencillo que en invierno. Aquí una lista de lo básico, siempre de algodón:

  • Gorro
  • Body de manga larga
  • Pantalones sin pies
  • Calcetines

Otra opción es:

  • Gorro
  • Camiseta/vestido fino de manga larga
  • Pantalones sin pies/leotardos finos
  • Calcetines

En invierno, la ropa un poco más gruesa y más capas: 

  • Gorro de lana (que no pique, no vale cualquier lana!)
  • Body de manga larga
  • Camiseta/vestido de manga larga
  • Jersey (opcional)
  • Abrigo para salir a la calle
  • Pantalones gruesos/leotardos
  • Calcetines gruesos o patucos

Hay que tener en cuenta un par de cosas, aunque a medida que el bebé lleve más tiempo en la familia ya iremos viendo qué nos resulta más cómodo y qué es preferible evitar. Mis recomendaciones personales son estas:

  • Es más cómodo vestir al bebé con pijama entero o mono (que se abra por la entrepierna o por delante) a ser posible sin pies, y con unos calcetines. Aunque sea para salir a la calle. Los pantalones aprietan en la barriga, y allí tiene el cordón umbilical que se le está secando y está a punto de caer. Una vez se le haya caído (hay bebés que les tarda más de un mes en caer) ya no molestará tanto la pinza.
  • Cabe señalar que el bebé poco va a salir del cochecito o de la mochila (aún no gatean ni caminan!), y la verdad que cambiarlo es un poco engorroso, sobretodo si es tu primer bebé y no lo tienes muy por la mano. Y pensándolo bien, si es el segundo o posteriores, es posible que no tengas tiempo ni ganas de ir cambiándolo y lo lleves todo el día en pijama!
  • Tendrás que cambiar el pañal del bebé muy a menudo. Elige ropa fácil de quitar o de abrir de barriga para abajo. Un pijama que se cierra por la espalda no es práctico en un bebé que aún no se mantiene sentado (cosa que sucederá hacia los seis meses de vida aproximadamente).

SI ES EL SEGUNDO O POSTERIORES, ES POSIBLE QUE NO TENGAS TIEMPO NI GANAS DE IR CAMBIÁNDOLO Y LO LLEVES TODO EL DÍA EN PIJAMA!

  • En seguida que el bebé gane peso no hará falta que vaya tan abrigado en verano. Lo podrás vestir con un sencillo body de manga corta. Mucho más práctico.
  • Los pijamas y pantalones de pies cerrados o peleles en seguida se le van a quedar pequeños, no son adecuados para el porteo en fular o mochila, y además es mucho más difícil regular la temperatura del bebé. Si te percatas de que tiene calor (se comprueba tocando la nuca del bebé: si suda es que tiene calor) es muy práctico poder sacarle los calcetines.
  • En invierno, mejor más capas finas que pocas y gruesas, por el mismo motivo que hemos comentado en el punto anterior.
  • No te pases con la cantidad de ropa con la que vistes al bebé, sobretodo en invierno (nos es más difícil saber cómo vestir a un bebé en invierno porque pensamos que va a pasar frío). Ten en cuenta que de recién nacido necesita una capa más que nosotros, pero en seguida ya no le hará falta. Además, cuando salgamos a la calle irá o bien en brazos, por lo que con vestirles igual que tú es suficiente; bien en cochecito, por lo que si ya van tapados con saco o mantas no hará falta el abrigo; o bien en mochila o fular. En estos casos tampoco hará falta el abrigo, y menos si tu llevas un abrigo de porteo en el que el bebé queda tapado debajo de él. Es conveniente que te lleves su abrigo por si en algún momento necesitas sacarlo del cochecito o mochila.

ES CONVENIENTE QUE TE LLEVES SU ABRIGO POR SI EN ALGÚN MOMENTO NECESITAS SACARLO DEL COCHECITO O MOCHILA

Ropa para dormir

En invierno

Lo más práctico es: 

  • Un body de manga larga
  • Un pijama entero con abertura por delante o por la entrepierna, sin botones y de pies abiertos
  • Unos calcetines. 

Si vives en un lugar muy frío y la temperatura de la habitación baja mucho durante la noche, un buen sistema es utilizar un saco de dormir como este, con o sin mangas, depende del frío que haga y de lo prácticas que las encuentres. De sacos de dormir hay de más finos o de más gruesos.

En verano

  • Un pijama entero sin pies (con o sin body, depende de la temperatura que haga)
  • Unos calcetines

A medida que vaya creciendo, en verano podrá dormir desnudo o con un body de manga corta. Personalmente, en verano utilizo una simple camiseta o body de manga corta, y las noches más calurosas, desnudos. En invierno, body de manga larga y pijama grueso entero, sin pies y calcetines.

Cuando he utilizado saco de dormir los he puesto dentro sin pantalones, con un body de manga larga y una parte de arriba abrigada, y el saco sin mangas. Las mangas encuentro poco prácticas y el bebé casi no se puede mover.

También existen en el mercado unos sobrepijamas que son muy prácticos. Básicamente son lo mismo que los sacos de dormir pero con perneras.

Los bebés recién nacidos prácticamente no se mueven, pero una vez van creciendo no están quietos ni durmiendo. Sobretodo hay que tener en cuenta que el recién nacido no debe taparse con mantas o edredones, ni utilizar cojines ni peluches en su cama, pues puede asfixiarse sin que nos demos cuenta.

EL RECIÉN NACIDO NO DEBE TAPARSE CON MANTAS O EDREDONES, NI UTILIZAR COJINES NI PELUCHES EN SU CAMA, PUES PUEDE ASFIXIARSE SIN QUE NOS DEMOS CUENTA

A continuación puedes ver un esquema muy práctico para saber con qué cantidad de qué ropa debes vestir al bebé según la temperatura de la habitación:

fuente: https://www.sleeperific.com/

Para terminar, te he preparado una lista para que puedas ver de un vistazo la ropa que necesitará tu recién nacido y en qué cantidad. Siempre estarás a tiempo de ir a comprar más. En este caso, pues, es mejor que falte a que sobre y acabemos tirando el dinero.

Lista de ropa para el verano

Como norma priorizaremos el algodón para toda la ropa del recién nacido.

ejemplo de armario cápsula para recién nacido
  • 8 – 10 bodys de manga corta o larga, finitos
  • 4 – 5 pijamas enteros, sin pies
  • 6 – 8 pares de calcetines o patucos finitos, sin mucha goma
  • 4 – 5 camisetas/vestidos de manga corta o larga
  • 4 – 5 pantalones largos y finitos/leotardos frescos
  • 2 gorros o capotas de algodón
  • 2 manoplas o mitones
  • 2 sacos de dormir fino (opcional)
  • 2 – 4 muselinas

Lista de ropa para el invierno

La lista será parecida pero con ropa generalmente más gruesa y de otros materiales además del algodón:

  • 8 – 10 bodys de manga larga
  • 4 – 5 pijamas enteros, sin pies
  • 6 – 8 pares de calcetines o patucos gruesos, sin mucha goma
  • 4 – 5 camisetas/vestidos de manga larga
  • 4 – 5 pantalones largos y abrigaditos/leotardos gruesos
  • 2 gorros o capotas de algodón/lana
  • 2 manoplas o mitones
  • 2 sacos de dormir gruesos (opcional) o dos cubrepijamas
  • 2 – 4 muselinas
  • 1 abrigo grueso

Entretiempo

Cuando empieza la primavera o el otoño y no sabemos si durante el día hará frío o calor; cuando los días empiezan frescos, luego hace tanto calor que parece pleno verano, pero pasa una nube y parece que haya llegado el invierno de golpe… estas situaciones (¿te suenan?) hacen de la tarea de vestir a nuestro bebé de lo más complicadas.

Para mí la clave siempre ha sido llevar más capas en el bolso o mochila. Si son capas fáciles de quitar y poner, mejor. Como comentamos en el primer artículo de esta guía, nuestro bebé recién nacido poco o nada va a salir de su cochecito, fular o mochila durante el paseo.

Porteo ergonómico en fular. Fuente: https://www.babyonearth.com/
  • Si eres de portear, no tendrás problemas a la hora regular su temperatura, pues al ir pegadito a tu cuerpo difícilmente tendrá calor o frío. En el caso de tener que sacarlo, lleva siempre su abrigo o chaqueta contigo.
  • En el cochecito también es sencillo abrigarlo con una manta de más si el día se vuelve fresco, y quitar la manta o muselina es rápido si hace calor. Por lo que te recomiendo pocas capas de ropa y mantas o muselinas extra.

Si te ha gustado el artículo, no te pierdas las siguientes entradas en el blog!